IMG_0135-Recovered 2.jpg
 

EL ARTE

            En un mundo, en el que más del 50 por ciento de la humanidad vive en entornos urbanos, el hormigón es un denominador común en la vida diaria de personas de todo tipo de nacionalidades, color o credo. El arte de DENAMBRIDE es un reflejo de cómo estas personas sobreviven, e incluso prosperan, en entornos cada vez más delineados por el hormigón.

Fascinado por las paredes de hormigón, los descoloridos y variados tonos grises y los grafitis envejecidos, porque para él representan una visión granular de la ciudad. DENAMBRIDE adora el concepto de las paredes de una ciudad como su piel. Su pasión por el propio medio alimenta su creatividad.

Un número cada vez mayor de artistas callejeros han transformado las frías y duras paredes de los espacios urbanos en lienzos virtuales para el arte. DENAMBRIDE lleva este concepto un paso más allá, creando arte en ligeros bloques de hormigón que imitan las paredes de calles y callejones y los convierte en lienzos reales.

El proceso de creación de estos bloques personalizados imbuye su arte con una calidad escultórica. DENAMBRIDE explica que a menudo pasa tanto tiempo creando los bloques como pintándolos. En este sentido, no es solo la imagen que crea, sino también el lienzo de hormigón que ayuda a transmitir su visión artística.

El arte de DENAMBRIDE muestra que hay más humanidad de la que se ve en los espacios de hormigón que habitamos. Sus creaciones evocan al mismo tiempo las grietas, el goteo y las manchas de un entorno urbano que se deteriora lentamente y la belleza y gracia opuesta de las formas humanas que lo habitan.

El idioma que estas obras hablan es el de la urbanidad sin rostro y el espíritu humano, la fuerza y fragilidad, el crecimiento y la decadencia. Todo lo que DENAMBRIDE ve en la gente, calles y paredes que lo rodean.

 

BIOGRAFÍA

Nacido en Francia en 1978, DENAMBRIDE ha sido influencia por la cultura del skate, snow y arte que emergen de California y Nueva York desde una edad temprana.

Esta influencia y la pasión resultante, lo empujaron a escapar de su casa familiar con poco más de 20 años y mudarse a San Diego, California, donde estaba ansioso por vivir su sueño americano. Un sueño que lo ha llevado a viajar por el mundo durante los últimos 15 años.

DENAMBRIDE trabaja en la industria de los deportes de acción, pero en su tiempo libre se centra en el arte callejero. Rápidamente se dio cuenta de que si quería ser verdaderamente feliz, necesitaba expresarse creativamente. Así que en 2012, comenzó su carrera artística inspirada en las calles. Desde entones, ha participado en diversas exposiciones colectivas en los Estados Unidos y Asia.

Durante los últimos años, el artista autodidacta no ha dejado nunca de explorar nuevas técnicas. Ha trabajo con diversos materiales, como la cera, acrílico, pintura en aerosol y yeso...y ahora ha desarrollado su técnica hasta el punto de poder expresar sus ideas mediante la pintura en hormigón. Un medio que lo conecta con la calle, un lugar donde encuentra la mayor parte de su inspiración para sus creaciones en el estudio. La delicadeza de su intervención toma su fuerza de los materiales usados, elegidos deliberadamente de la calle o hechos a medida como los bloques de hormigón. El hormigón sirve como lienzo para su expresión visual. Las marcas de grietas, goteos y manchas en el hormigón se incorporan al trabajo, como un eco del deterior real y de los accidentes sufridos por las paredes de la calle.

Como artista multidisciplinar, DENAMBRIDE aprovecha una rica variedad de estilos a través de una variedad de formatos, sin vacilar en pasar de antiguas piezas de madera a chapas oxidadas o incluso bloques de hormigón.

Con un pie en el mundo de los deportes de acción y otro en el mundo del arte, DENAMBRIDE crea arte inspirado por el estilo de vida de los deportes de acción, la música y personalidades públicas, pero también incorpora las personas, entornos y emociones que encuentra en sus viajes. Estas historias, a menudo teñidas de nostalgia y belleza, hablan de las relaciones humanas con sus comunidades y culturas. Todos estos temas giran en torno a los símbolos del paso del tiempo, que borra o graba nuestras acciones en nuestros corazones y mentes, y plantea preguntas sobre el verdadero propósito de nuestra vida. De vez en cuando, su trabajo también está marcado con palabras, citas y símbolos que resuenan con el artista. Esta es una forma para que DENAMBRIDE mezcle e inmortalice su historia con la de los demás, sin perder la energía y emoción que caracterizan sus pinturas.

Con la constante necesidad de expandir sus horizontes, DENAMBRIDE continúa su viaje global. Actualmente reside en Hong Kong, donde ha ido incrementado su conocimiento de Asia, alimentando su creatividad con los paisajes urbanos que la ciudad ofrece. Cuando no está viajando, pasa los días trabajando en su estudio en Hong Kong, puliendo implacablemente sus habilidades mediante la combinación de técnicas de grafiti con las delicadas líneas de pinceles y formas de esténcil.

La atención precisa al detalle y la sensibilidad de la fotogénica naturaleza de sus retratos, le ha valido al artista un creciente reconocimiento del mundo del arte urbano contemporáneo.